Asesoramiento legal a la hora de comprar o alquilar una casa

asesoramiento-juridico-comprar-casa

Comprar o alquilar una casa es una de las decisiones más importantes que tomarás en tu vida. En especial la primera de las dos citadas. Lo será por el hecho de que se trata de una de las operaciones que no solo tienen más valor sentimental, sino sobre todo mayores implicaciones económicas.

El asesoramiento jurídico, cuando vas a comprar o alquilar una vivienda, supone un ahorro

Por tanto, no puedes afrontar una transacción de esta magnitud desde la improvisación. Vas a necesitar el asesoramiento técnico de los profesionales que están acostumbrados a manejarse en operaciones como las introducidas.

Nos referimos, por supuesto, a abogados especializados en la rama de Derecho inmobiliario. Recurrir a ellos te servirá para asegurarte de cuáles son tus derechos y obligaciones a la hora de comprar y alquilar pisos.

Su ayuda puede convenir para saber si debes decantarte o no por ciertas ofertas. Ten en cuenta que algunas pueden resultar engañosas o fraudulentas.

Tener una cobertura legal ante las negociaciones te aportará además elementos de juicio válidos para valorar si las operaciones inmobiliarias planteadas van a compensarte o no. Si se prevé que pueden comportar problemas legales, es evidente que no van a interesarte.

> Servicio de mudanzas con grúas elevadoras

Siempre es mejor evitar estos conflictos legales que pasar por ellos. Prevenir los litigios es, en consecuencia, una decisión racional que siempre ahorra tiempo y dinero. El coste de un asesoramiento mediante el que puedas juzgar la conveniencia de ciertos acuerdos inmobiliarios siempre será menor que el de participar en operaciones perjudiciales para tus intereses.

En las siguientes líneas te contamos en qué consiste la intervención de los abogados inmobiliarios. Presta atención.

La redacción de un contrato de compraventa

Perfilar un contrato de compraventa en el que los intereses del comprador no salgan perjudicados es, a grandes rasgos, la misión principal de un abogado que asiste a esta parte. En primer lugar, hemos de reseñar que este servicio es uno de los más básicos que ofrecen estos profesionales.

Ten en cuenta que prácticamente todos los contratos de compraventa de inmuebles tienen un tronco común de cláusulas, lo que hace más sencilla su redacción. No obstante, aconsejamos que se estudie cada caso particular pormenorizadamente, ya que la exhaustividad en las condiciones que se incluyan posibilitará alcanzar unos acuerdos más claros y tenderá a evitar litigios futuros.

En esta personalización de los contratos, de hecho, consiste el salto de calidad que aporta un buen asesoramiento legal en las negociaciones inmobiliarias.

Especialmente interesante, en este aspecto, es el caso de la inclusión del contrato de arras, ya sean estas penitenciales, penales o confirmatorias. Se trata de un dinero que se establece como reserva de que la operación se realizará y que está contemplado en el Código Civil. Si como comprador no haces efectiva la operación, lo perderás.
Si es el vendedor quien incumple el acuerdo, deberá pagarte el doble de la suma que acordaste en concepto de arras.

Los precios de estos servicios, por otro lado, dependerán de la complejidad de las gestiones que haya que realizar. Además, estos juristas están al tanto de las ayudas y subvenciones a las que podrás optar en tu territorio cuando quieras comprar o alquilar una vivienda.

En cuanto a los trámites, los abogados inmobiliarios analizarán los factores que describimos seguidamente. Toma nota.

> Servicio de guardamuebles de mobiliario

¿Qué aspectos ha de evaluar un abogado inmobiliario antes de que se materialice la compra de un piso?

A grandes rasgos, tendrá que fijarse en el hecho de que incidan o no en la propiedad ciertas obligaciones de las que el comprador no haya sido debidamente informado por parte del vendedor, ya sea por desconocimiento o por mala fe de este. En todo caso, la ignorancia de los efectos de estas obligaciones no exime de su cumplimiento. E incluso en el caso de desistir de él, tampoco se evitarán sanciones significativas.

Así que una de las primeras acciones de las que se ocupan estos expertos en Derecho inmobiliario se basa en comprobar en el Registro de la Propiedad si el piso está sujeto a cargas, limitaciones de la propiedad o gravámenes.

Asimismo, controlarán que los asientos correspondientes a estas incidencias consten en dicho registro. Las visitas al ayuntamiento también resultan pertinentes para actualizar esta clase de informaciones.

Otra cuestión que no se les puede escapar es la relativa a asegurar que la superficie del inmueble coincide con la que figura en el catastro. Este análisis es fundamentales, por ejemplo, para calcular los impuestos que habrá que pagar cuando se resida en la vivienda.

La relevancia de llevar a cabo un control de las deudas

De las cargas y otras afectaciones que hemos citado puede deducirse la existencia de deudas que, al transmitirse la propiedad de una vivienda, pasarían a recaer sobre su comprador. Por consiguiente, es fundamental comprar una vivienda que esté libre de ellas, salvo que, aunque tengas que pagar algunas de ellas, te siga interesando personalmente por determinadas compensaciones.

Aparte de las deudas contraídas por los conceptos comentados, habrá que estudiar las que pueda haber en relación con la comunidad de vecinos o con pagos de suministros y otros servicios.

La negociación de la hipoteca

También será imprescindible encarar con garantías las negociaciones del préstamo hipotecario con los bancos. Precisamente se trata de un ámbito en el que están sucediendo cambios de los que estos profesionales están muy pendientes. Ten en cuenta que ellos suelen encargarse de reclamaciones sobre prácticas abusivas, como las cláusulas suelo. Igualmente, analizan quién debe pagar algunos gastos como los de cancelación de la hipoteca.

Los alquileres también son materia de trabajo para los abogados inmobiliarios

Se trata de una fórmula de residencia que, siguiendo las tendencias europeas, va a más en nuestro país. Pero el desconocimiento de propietarios e inquilinos acerca de los derechos y obligaciones que genera es una fuente habitual de conflictos.

Por eso, conviene redactar detalladamente los contratos de alquiler, sobre todo cuando se tratan la renta, la fianza, la duración del contrato, las obras de mejora y conservación y los gastos.

En definitiva, cuando vayas a comprar o alquilar una casa, recurre a los consejos cualificados de abogados especialistas en Derecho inmobiliario.

Hablamos ?